rock chileno

Los Prisioneros

Los Prisioneros fue una banda de rock chilena nacida en la década de 1980, que desarrolló esencialmente un sonido punk y new wave a lo largo de su historia. En Chile es considerada una de las bandas más trascendentales de su historia, y también es referida como una de las bandas de rock más importantes e influyentes de Latinoamérica.[1] [2]

Pese al éxito internacional de La Ley y el prestigio artístico de Los Tres, Los Prisioneros son considerados la banda más importante e influyente del rock chileno,[3] [4] [5] cuya principal característica fueron sus letras cargadas de críticas sociales; las cuales se convirtieron en los himnos de los sectores opositores a las dictaduras sudamericanas, fundamentalmente la de Augusto Pinochet.

Durante su primera fase (1982 - 1991), Claudio Narea, Jorge González y Miguel Tapia publicaron cuatro discos que se convirtieron en puntos de referencia de la música chilena y latinoamericana de los años 1980. Narea dejó el grupo en 1990 justo antes de que lanzaran el exitoso disco Corazones. Poco después, Cecilia Aguayo (teclados) y Robert Rodríguez (guitarra) se unieron al grupo hasta fines de 1991, cuando la banda se disolvió.

La banda (con su formación original) se volvió a juntar en 2001, dio dos exitosos conciertos en el Estadio Nacional y, luego, editó un nuevo álbum. Sin embargo, los problemas entre González y Narea, hicieron que éste último dejara la banda en 2003. Los Prisioneros continuaron con una formación diferente, con dos de los integrantes originales y editaron un disco en 2004. Finalmente, dieron su último concierto en el año 2006.

Tres de sus álbumes fueron incluidos en abril de 2008 en la lista de los 50 mejores discos chilenos según Rolling Stone: La voz de los '80 (Nº 3), Corazones (Nº 9) y Pateando Piedras (Nº 15).[6] [2

Gran parte de sus creaciones se encuentran entre las canciones más importantes del rock iberoamericano, destacando principalmente: "El baile de los que sobran", "Estrechez de corazón", "We are sudamerican rockers" y "Tren al sur".[7] El videoclip de esta última canción fue nominado al premio Mejor Video Latino de la cadena norteamericana MTV.[8]

Dos años después de la primera disolución del grupo, el videoclip de la canción "We are sudamerican rockers" fue elegido para ser el primero emitido por la, entonces naciente, cadena de MTV Latinoamérica, el 1° de Octubre de 1993.[9] [1

Contenido

Biografía

Inicios (1979-1984)

Los Pseudopillos y Los Vinchukas

La historia de Los Prisioneros comienza en 1979 cuando Jorge González (bajo) líder, compositor y vocalista , Claudio Narea (guitarra eléctrica) y Miguel Tapia (batería), se conocen cuando entran a estudiar en el Liceo 6 de San Miguel (actual Liceo Andrés Bello), en Santiago de Chile.

Jorge era amigo de Claudio y Miguel por separado; por un lado, con Claudio que había formado un lazo a través del grupo Kiss,[10] junto a sus vecinos que vivían justo al frente de él, “Los hermanos Beltrán: Rodrigo y Álvaro”, formaron en 1980, “Los Pseudopillos”. Cuyo nombre venía en clase de biología, "Pseudópodo".

"... Cuando la profesora de biología nos explicó que las amebas se movían con pseudópodo; esto es, "falsos pies". A nosotros nos quedo dando vueltas en la cabeza y cuando se armó la banda se nos ocurrió el nombre Pseudopillos; es decir, falsos pillos.

Claudio Narea, Mi vida como prisionero[11]

Era grupo vocal con percusiones que hacían canciones humorísticas. Una fuerte influencia en las primeras composiciones, explica Jorge, tuvo Claudio, sobre todo por su ironía, "su capacidad para reírse de las cosas establecidas, de las frases hechas, de la gente grave a la fuerza, de los disfraces y de los poetas trascendentes".

Por otro lado Jorge se juntaba con Miguel, jugaban ser John Lennon en la guitarra, y Paul McCartney en el bajo respectivamente. Claudio Narea les puso “Los Vinchukas”. Nuevamente por clase de biología, derivado de un pequeño insecto de color oscuro y haciendo un símil retórico de la palabra Beatle que deriva de "Beetle" (escarabajo en inglés).[12]

Más tarde invitaron a Narea a unirse a la banda,[13] Claudio con Miguel no congeniaron al instante, debido a que este último era solo fanático de The Beatles, razón por la que Narea empezó a odiar a esa banda, la amistad congenió con el descubrimiento que harían estos jóvenes más tarde.[14]

En 1981 un programa de Radio Concierto anunció la emisión de un especial sobre el grupo punk inglés "The Clash" de su último álbum Sandinista!.[15]

[...] En el Liceo 6 conversábamos con Jorge y Miguel para armar una banda. Ahí escuchamos a The Clash y fue clave para lanzarnos a la vida y hacer música de verdad. Era una banda alucinante, ese disco tenía un sonido de rock distinto y había de todo: temas suaves, chistosos, otro con puros ecos. Eran cosas que no habíamos escuchado nunca. Fue tan importante para Los Prisioneros que diría que marcó la pauta para el grupo y después podíamos tocar cualquier cosa.

Claudio Narea[16]

Ya recién en Cuarto Medio aprendieron a tocar la guitarra. Poco después se unió Álvaro Beltrán, quien se había comprado su primera guitarra eléctrica.[17] Además se cumpliría el sueño de estos chicos, Miguel recibió por parte de su hermano una batería de tercera mano.[17]

El 14 de mayo de 1982 hicieron su 1º Presentacion en el Liceo 6 de San Miguel, interpretaron temas escritos por González: “¿Cuánto vale el show?”, una versión en español de una canción The Clash "Should I Stay or Should I Go", “Orgullo” y finalmente "King Kong el mono" (compuesto por Narea). Luego volvieron al escenario y cantaron "Clash City Rockers" y "Lover's Rock", ambas de The Clash. Con la radio de Rodrigo Beltrán pudieron grabar la presentación y hasta hoy en día se encuentra.[18] Posteriormente el 1 y 2 de octubre de ese año se presentaron en el Liceo 1 de niñas teloneando a artistas famosos de la época: Óscar Andrade y Sebastián. La presentadora los presentó así:

Y ahora un grupo de jóvenes que se caracterizan por tener un estilo muy personal, ellos posiblemente ocupen luego el lugar que hoy ocupa nuestro conjunto estable..., dejo con ustedes a Los Vinchukas.[19

El nacimiento de Los Prisioneros

A fines de 1982 el grupo por primera vez se pelea, Jorge y Miguel pretendían comprarse un pedal de bombo, Claudio y Álvaro no estaban de acuerdo, en la discusión intervino Rodrigo, quien no tenía nada que ver con el grupo salvo que un hermano la integraba, por lo que Los Vinchukas y Los Pseudopillos se disolvieron a pocos días de que egresaran de Cuarto Medio.[20] Jorge y Miguel siguieron tocando juntos, Claudio estuvo dos o tres meses sin hablarles hasta que Rodrigo, quien se había reconciliado con los muchachos, convenció a Narea de que volviera al grupo, no iba a estar Álvaro, según Narea, porque Rodrigo intervenía mucho en la banda y no querían tener nada que ver con él.[21]

Para empezar decidieron usar un nuevo nombre más serio, "Los Criminales" habían pensado, pero Miguel sugirió mejor llamarse “Los Prisioneros”, a Jorge y a Claudio les gustó debutando bajo ese nombre en 1 de julio de 1983 en el festival de la canción del colegio Miguel León Prado.

"[...]Salimos terceros de tres e incluso nos querían cobrar la entrada para poder ver el resto del espectáculo. En todo caso cuando llegamos a ensayar nos creíamos la muerte, porque éramos de verdad, con canciones desconocidas pero propias. El resto sólo hacia versiones de tipos famosos. Recuerdo que actuamos abriendo espectáculo."[22]

Aquel nombre daba para muchas interpretaciones, sobre todo por la represión y el duro gobierno de época, pero ellos han señalado frente a eso que su intención original era ponerse un nombre que "llamara la atención", a pesar de estar concientes que lo que el país vivía.

Yo salía a pegar afiches, y algunas veces los pacos me preguntaban por qué ese nombre. “Es que se sienten prisioneros de la música, de sus problemas”, les decía yo cualquier cosa. Pero nunca me llevaron detenido ni nada.

Carlos Fonseca[23]

De los seis puntajes más altos del curso en la Prueba Actitud Académica, Jorge y Claudio fueron el primer puntaje, que entró en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile para estudiar licenciatura en música, y tercer puntaje, que entró en la USACH para estudiar ingeniería, respectivamente.

En la Facultad Jorge conoció a futuros exponentes de la música como Igor Rodríguez (futuro Aparato Raro), Robert rodríguez (futuro Banda 69), y Carlos Fonseca, este último congenió una amistad al momento, luego de descubrir varios gustos en común aunque siempre con una acentuación mucho más pop en el caso de González.

A principios de 1984 el grupo realizó algunas presentaciones en círculos universitarios comenzando por la facultad de filosofía de la Universidad de Chile, gracias a la gestión Cristián Galaz, quien más tarde dirigió los video-clips de las canciones: "Sexo", "Maldito sudaca", "We are sudamerican rockers" y "Tren al Sur". Estas primeras etapas en los círculos universitarios e intelectuales se caracteriza por un público conformado, en su mayoría por gente acomodada de clase media-alta, clase a la que paradójicamente criticaban una y otra vez en sus canciones.

Es por esto que muchas veces no querían ser escuchados, actitud a la que González respondía con indignación:

¡Muévanse mierdas!… ayer fue Travolta, hoy es Michael Jackson… ¿quién será mañana?… caen rendidos hasta delante de Charly García… ¿no es cómo mucho?, ¡váyanse a la cresta![24]

Narea recuerda aquella la presentación que tuvieron el '84 en el anfiteatro de San Miguel ante un público todavía hippie que aún escuchaban bandas de rock de los años 1970:

Todo el público estaba pifiando… algunos aplaudían, otros pifiaban, estaba la cagá. Y Jorge provocándolos, y de repente me dice “date vuelta”… lo que pasa es que la historia de Los Prisioneros es brillante, porque de repente pasaban cosas bacanes como ésta, y otras que eran más pencas, hay de todo. Entonces Jorge me decía “date vuelta” y quedábamos de espalda al público mirando al Miguel, sin pescar. Yo no puedo negar la genialidad de Jorge. (...) Yo creo que ahí se empezó a cachar que se venía algo potente. Todavía no teníamos un disco y ya estábamos causando polémica en todos lados… es que la personalidad de Jorge es así, él provoca.[25

La voz de los '80

En 1982 durante el gobierno del general Leopoldo Galtieri, Argentina entró en conflicto con Inglaterra por las Islas Malvinas, por lo que se decretó la ley de prohibición de la música en inglés en ese país, surgiendo así, el rock en español, tanto a Jorge como a Claudio se le han preguntado si el rock chileno surgió a partir del surgimiento del rock argentino, negado por ambos, sin embargo Jorge dijo:

Sí fue importante el movimiento argentino para que tomaran en cuenta el rock en español. Por ejemplo, nosotros sacamos nuestro primer caset y no nos pasaban en las radios, pero de repente llegó Charly García, Soda Stereo o Virus y entonces ahí, los programadores y alguna gente dijo: «Ah, bueno si lo hacen en Argentina, entonces, no debe ser tan picante» y ahí, entremedio, nos empezaron a pasar a nosotros.[26]

Luego de grabar el primer caset La voz de los '80 en los estudios de Francisco Straub, el álbum no sonaba del todo bien, por lo que buscaron otro estudio así conocieron a Alejandro Caco Lyon, donde mezclaron el álbum y grabaron algunos temas más, finalmente salió a la venta el 13 de diciembre de 1984 bajo la producción del propio González.[27] Miguel Tapia señaló: “Ese fue un casete que grabamos sin tener ninguna experiencia, tanto nosotros como los técnicos. Nadie entendía bien la idea de sonido que envolvía el pop y por eso pienso que muchas canciones que están ahí podrían haber rendido más: pero para ser un verdadero experimento, pensamos que estuvo bien, aunque ahora lo veamos todo desde otra perspectiva".[22]

La voz de los '80 se difundió en algunos medios; La Radio Galaxia, Sábados Gigantes, Canal 11, la Teletón del '85. El contenido de sus letras les cierra la puerta de los grandes medios.[5]

… En ningún tema del primer disco del grupo había un ataque directo a la dictadura ni un tributo a Allende, por ejemplo. Nunca salimos en el Canal 7, eso sí, y su censura quedó de manifiesto cuando, en la Teletón del ’85, el canal se descolgó de la transmisión apenas aparecieron Los Prisioneros.

Carlos Fonseca[23]

En la Teletón del ’85 estábamos tocando (…) tocamos nos fuimos y de repente alguien nos dice que Canal 7 se descolgó pusieron comerciales; entonces empezamos a ver que éramos un grupo peligroso.

Claudio Narea[28]

Pero aún Los Prisioneros no eran una banda conocida; a medida La voz de los 80 que era pirateado de mano en mano en las cunetas, las ferias y los persas; así el grupo comienza a ser más conocido pese a estar censurado por los principales medios. Algunos ya sacaban los acordes de sus canciones en guitarra.[5]

En septiembre de 1985 el grupo firmaron bajo el sello EMI y en octubre de ese año el álbum es editado en todo Chile y América Latina vendiendo 105 mil copias, así ubicándose entre los más populares y vendidos álbumes de Chile,[8] siendo "Sexo" el único éxito del álbum que entró en las listas nacionales de la época según la revista Vea.[29]

La revista musical "Rolling Stone" posicionó a La Voz de los '80 en el tercer lugar detro de los 50 mejores discos chilenos según Rolling Stone, sólo superado por Alturas de Machu Picchu de Los Jaivas, y Las últimas composiciones de Violeta Parra.[6] Asimismo se le considera el álbum juvenil más destacado dentro del género, pues los integrantes de la banda no superaban los veinte años de edad, al momento de su grabación.

La consolidación (1986-1989)

Pateando Piedras

El 15 de septiembre de 1986 lanzaron, bajo el sello EMI, su segunda producción titulada Pateando Piedras. De este trabajo, destacan los temas "¿Por qué no se van?", "Muevan las industrias" y "El Baile de los que sobran", considerado, este último, un clásico del género, recordado en gran parte de Latinoamérica,[30] que vale casi por el álbum entero como un himno del rock nacional.[31] El álbum vendió cinco mil copias en los primeros diez días de su distribución. Un récord jamás alcanzado por un grupo de música juvenil en Chile; y en dos meses y dos días de haber salido el álbum lograron un segundo disco de platino con veinte mil copias vendidas cosa que no lograba ningún artista desde los tiempos de la Nueva Ola.[32]

Dos meses del lanzamiento de su segunda placa, en noviembre de 1986 hicieron el lanzamiento oficial de Pateando Piedras, presentándose en el Estadio Chile ante unas 11 mil personas. El grupo chileno rompió un récord al llenar dos veces consecutivas el Estadio Chile.[32] Los medios empezaron a tomar en serio a Los Prisioneros revista Super Rock[nota 1] los señaló como el mejor grupo de Chile. Además, premió "Pateando Piedras" como mejor álbum, a Jorge González como el mejor compositor y eligió el tema "El baile de los que sobran" como la mejor canción del año. Otros medios hicieron lo mismo.

"Los esperamos en Viña" los alentaba el público del Estadio Chile para que se presentasen en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar de 1987; en el programa oficial del Festival de Viña del Mar no figuraban en la lista, algo que desconsertó a los fanáticos y a los medios,[32] en su lugar fueron Upa!, además de Cinema, más los grupos de rock argentino GIT y Soda Stereo, esta última banda fue la más popular del certamen. El trío san miguelino por esos años expresaban su repudio a Soda Stereo en sus entrevistas.

“Ojalá que sea una entrevista personal y salga como esas que le hacen a Gustavo Cerati. Nunca nos entrevistan como a esos gallos o en la onda Luis Miguel. Seguro que dicen: “Voy a entrevistar a Los Prisioneros, entonces no puedo hablar frivolidades”.

Jorge González[33]

Soda Stereo y Los Prisioneros eran las más bandas que más sonaban en Chile de ese tiempo.

"Sin embargo ellos eran portadas de revista y a nosotros no. Iban al festival de Viña y a nosotros no nos invitaban, eran los favoritos de Augusto Pinochet".

Claudio Narea[34]

En 2003 Narea conoció a Zeta Bosio, este primero le explicó en las circunstancias que estaban pasando por esos años con la dictadura y la censura para que llegaran a hablar mal de Soda Stereo. Zeta comprendió y le dijo que cuando vinieron por primera vez a Chile ellos escucharon la música de Los Prisioneros y les gustó pero cuando supieron que estos hablaban mal de ellos él no quiso saber más de la banda.[35]

Además de Soda Stereo odiaban todo los artistas que integraban el denominado Canto Nuevo, estos calificaban a Los Prisioneros como unos inconsecuentes, irrespetuosos, descalificadores, soberbios y resentidos.[32] La canción del álbum La voz de los '80 “Nunca quedas mal con nadie” esta decidada a los artistas del Canto Nuevo.[3] Los Prisioneros se han retractado de sus dichos, en especial González, quien tanto en sus primeras entrevistas como en el tema “¿Por qué no se van?”, criticaba a la vanguardia artística de la época, que finalmente terminó siendo su territorio habitual.[3]

En noviembre de 1986 junto a Valija Diplomática fueron invitados para actuar en el Festival Internacional de Montevideo Rock, donde compartieron escenario con Soda Stereo, Fito Paéz, GIT, Sumo, entre otros. Editaron sus álbumes en ese país pero no pasó nada por lo que nunca más volvieron.[36]

En marzo de 1987 se presentaron en el Festival Chateau Rock de Córdoba y en el Estadio Obras de Buenos Aires, Argentina; Narea recuerda no haberles gustado a casi nadie, los medios argentinos solo les preguntaban por Pinochet.[37]

Entre junio y julio realizaron una gira por Chile con presentaciones en 19 ciudades con asistencia total de más de 70 mil personas. Llenaron todos los gimnasios, estadios y concentraciones donde tocaron. La gira fue considerada el mayor suceso artístico del año.[8]

En Perú donde tuvieron tres canciones dentro de los diez primeros lugares, "El baile de los que sobran" ocupó el primer lugar durante seis semanas.[38] Un éxito similar tuvieron también en Ecuador y en Colombia .

La cultura de la basura

En octubre de 1987 empezaron a grabar el tercer disco de la banda La cultura de la basura donde por primera vez aparecen canciones escritas por Miguel Tapia y Claudio Narea: “Somos solo ruido”, “Algo tan moderno”, “El vals” y “Lo estamos pasando muy bien”. Mientras las tres últimas dejan bastantes dudas en cuanto a su calidad interpretativa y de grabación, la última lleva por única como sencillo en la voz de Narea, en lo que es una oscura ironía sobre la decadencia de la calidad de vida cotidiana y social en las postrimerías de la dictadura de Pinochet.[39] Durante las sesiones se empezaron haber los primeros desencuentros de la banda así lo recuerda el ingeniero de sonido quien produjo los tres álbumes de la banda Alejandro Lyon: "había una apatía total de Jorge cuando las canciones no eran de él. Para ese disco tendí a salirme".[24] Lyon se saturó de ese ambiente tenso y abandonó las sesiones de grabación delegando a Antonio Gildemeister, su ayudante, la responsabilidad sonora de la placa. González criticó la actitud de Lyon como "poco profesional".[40]

Narea desmintió que Jorge dejó canciones fuera del disco "Todo lo que hicimos, tanto él como nosostros, entró en el disco".[41]

El álbum salio a la venta el dia 2 de diciembre de 1987 y vendió 10 mil copias en su venta anticipada,[32] llegando sólo a las 70 mil copias vendidas,[8] este no superó el éxito de Pateando piedras siendo un fracaso artistico y comercial, Fonseca culpó a Claudio y Miguel de que Jorge se relajó cuando ellos se pusieron a componer.[42]

Jorge González comentó al periodista Emiliano Aguayo su punto de vista respecto al resultado que tuvo el álbum:

No, yo creo que nosotros no tuvimos ningún disco que fuera un fracaso. Si lo miramos del punto de vista comercial, igual se vendieron 40.000 copias de ese disco. Y si lo miramos del punto de vista artístico, igual ese disco es súper interesante y le pega no sé cuantas patadas en la raja a todos los discos que salieron ese año, así que ese disco no puede ser ningún fracaso. Pero es nuestro punto bajo.

Jorge González[43]

En 28 de marzo de 1988 Los Prisioneros citaron a una conferencia de prensa en el cine El Biógrafo para explicar la gira más importante de una banda local: 40 fechas de Arica a Punta Arenas para promocionar La cultura de la basura, y que sería el arranque de una gira que, posteriormente, los llevaría por casi toda Sudamérica y México. Cuando llegó el final de la conferencia, Rodríguez preguntó sobre las elecciones previstas para octubre de ese año y que verían la continuidad de la dictadura. Y González, directo como siempre, respondió claro: "En el plebiscito votaremos que No".[44] Un silencio se apoderó de la sala y, a los segundos, cayeron los aplausos de aprobación al gesto del líder del grupo. "Jorge no vaciló. Fue rápido, seco y claro. Creo que nunca pensó que esa opinión tendría una repercusión tan fuerte", recuerda Rodríguez, hoy director de marketing estratégico en el sello Universal.[44]

Al día siguiente, en la portada del diario Fortín Mapocho, uno de los escasos medios opositores a Pinochet, apareció la frase de González. Carlos Fonseca, estaba arribando al país desde Perú, lugar donde tenían contempladas fechas para los próximos meses. Se había enterado de las palabras del cantante por Mario Navarro, su colaborador, y se enfureció. Sabía que eran vigilados por el régimen militar y que, por esa respuesta, su gigantesca gira se podía derrumbar. Principalmente, porque había antecedentes. En junio de 1987, el bando militar de Victoria prohibió que la banda tocara en esa ciudad. "Dijeron que promocionaban el sexo libre y que atentaban contra la moral y las buenas costumbres", cuenta Mario Navarro, encargado de la logística de las giras.[44]

Molesto, Fonseca le dijo a Rodríguez "me dejaste la cagá". El manager ya se había enfadado con el líder de la banda pocos meses antes cuando éste último exigió que el primer sencillo del disco fuera "Que no destrocen tu vida". Un tema que no era de los preferidos de Fonseca, quien, con su buena oreja radial, prefería "Maldito sudaca". "Me molesté con Jorge porque no esperaba que saliera un tema como ese en los diarios. Pero tampoco era tan raro porque Los Prisioneros siempre tuvieron problemas con lo establecido. Con los años, veo que lo que hizo Jorge fue valiente", cuenta Fonseca.[44]

En 1988 grabaron una edición Latinoaméricana de La cultura de la basura con un mejor sonido y cambios en las estructuras de las canciones en la que se solo algunas canciones del álbum fueron incluidas, de las canciones de Miguel Tapia y Claudio Narea solo se incluyó "Lo estamos pasando muy bien" con la interpretación de Jorge González y la incorporación de una canción nueva "We are sudamerican rockers", este obtuvo un resultado más satisfactorio que la incursión chilena, llevada adelante prácticamente por convicciones políticas más que por beneficios para el conjunto.[39] Consigo emprendieron una gira latinoaméricana para consolidarse en Perú, Ecuador y Colombia, siendo en éste último donde mayor impacto lograron. Tres giras consecutivas (septiembre y noviembre del 88, y abril del 89).[4] La canción "Pa pa pa" fue la más vendida en Bogotá, según Mario Ruiz, gerente de marketing de la EMI para el mercado latino de la época, aseguró que el grupo chileno logró abrir el mercado colombiano para el rock en español.[32] Después del plebiscito viajaron a Argentina para participar en la conmemoración de los 40 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el concierto de Amnistía Internacional que había pretendido presentarse en Chile, pero la dictadura de Pinochet lo impidió. El 14 de octubre de 1988 en el Estadio Mundialista en Mendoza Los Prisioneros compartieron escenario con Sting, Peter Gabriel, Tracy Chapman, Bruce Springsteen, Youssou N'Dour, el grupo mendozino Markama y el grupo chileno Inti Illimani, interpretando todos juntos el tema "Get Up, Stand Up", de Bob Marley,[45] ante 10 mil chilenos y 18 mil argentinos.

Los chilenos estaban felices de estar fuera del país. Se sentían liberados. Pero la experiencia fue rara porque no estuvimos demasiado cómodos. Siempre existió esa tensión entre argentinos y chilenos. No nos quedó un recuerdo agradable.

Jorge González[46]

Se canceló una gira comprendida en Venezuela, luego llegaron a México, donde eran una banda practicamente desconocida con poca difusion en ese país y sus temas "¿Quién mató a Marilyn?", "La voz de los 80" y "Muevan las industrias" se difundieron sobre todo en emisoras no comerciales.[32] Al poco tiempo que llegaron al país azteca estuvieron haciendo promoción, tiempo en que Claudio empezó a sentirse mal a causa de una hepatitis por lo que tuvo que regresar a Chile para tomar reposo, así, se suspendió la gira promocional de la banda que tenía programada en ese país.[47

Primer quiebre y receso (1990-2000)

Corazones y Grandes éxitos

La relación entre Jorge y Claudio cada vez estaba siendo marcada por problemas artísticos y personales. En febrero de 1989. Claudio descubrió unas cartas comprometedoras para su esposa Claudia Carvajal de parte de su entonces amigo Jorge.[48] Pero la ruptura no se produjo en ese momento sino hasta un año después. En junio de 1989 solo Jorge y Carlos Fonseca viajaron a Los Ángeles, Estados Unidos bajo la producción de Gustavo Santaolalla para grabar lo que sería, pese a ser un disco solista de Jorge González, el cuarto álbum de la banda Corazones, Tapia no pudo viajar por problemas con su visa.[4] Incluyeron 9 canciones con fuerte influencia de la electrónico, Synth pop, techno y dance, especialmente inspirado en la música que oía en su infancia: Salvatore Adamo, Camilo Sesto, Los Ángeles Negros, cumbia; que se puede apreciar claramente en este álbum con canciones de amor, inspiradas en la mujer de Claudio.[49] El propio González reconoció una fuerte influencia amorosa.[31]

En este trabajo se dejaron fuera canciones propuestas por Claudio y Miguel: "Danza por que sí" de Narea que editó para el primer álbum de su posterior banda Profetas y Frenéticos con el nombre de "(En este día aburrido) ¡Danza!" y "Fotos y autógrafos", Miguel por su parte también publicó su canción en el primer trabajo de su banda posterior Jardín Secreto con el título de "Historia ociosa".[49]

En enero de 1990 se llevo a cabo el único ensayo de Corazones en el que participó Claudio Narea, Jorge le pasó las canciones listas para que este las sacara en teclado sabiendo que no era su fuerte. Molesto de oír una y otra vez esas canciones que estaban inspiradas en su mujer y al corroborar que Jorge todavía molestaba a su señora, tomó la decisión de retirarse de la banda sin darle aviso a nadie sino semanas más tarde.[50]

En 1990 se ratificó el triunfo de la campaña del NO terminando el régimen militar chileno. Así también volvieron los rumores de un nuevo disco y la salida de Claudio Narea. En una entrevista con Katherine Salosny, Jorge dice sentirse mal por la salida de Claudio, presentando el primer corte del álbum "Tren al sur".[5] Estrenando el videoclip de dicho tema en el programa Extra Jóvenes.[32] Cabe destacar que este video fue nominado al Mejor Video Latino de la cadena norteamericana de MTV.[8]

Cuando se hizo público en mayo de ese año la salida de Claudio Narea, este declaró:

"Decidí irme porque no estaba a gusto, por decir lo menos. Todo se hacía a la pinta de Jorge, quien desde hace mucho tiempo no consideraba para nada mi opinión o la de Miguel. Ya es tiempo que se acaben las mentiras. Los Prisioneros fueron una farsa a partir de un momento. Al comienzo, y hasta poco después de que salió Pateando Piedras, éramos auténticos, pero comenzamos a cambiar...".[30] [24]

Tras la salida de Narea; González hizo referencia de que Los Prisioneros sonaban mejor sin él,[30] pese a que no fue reemplazado, eso sí, Cecilia Aguayo (ex integrante del grupo femenino Las Cleopatras) se unió al grupo como apoyo, quién abandonó su carrera de medicina para poder unirse a la banda, posteriormente se unió Robert Rodríguez (ex miembro de Banda 69).

Corazones se volvió el álbum más éxitoso de la banda con 180 mil copias vendidas y triple disco de platino en Chile.[8] Además fue el trabajo más alabado por la crítica, si bien Jorge mantuvo su fuerte crítica social en algunas canciones perdió la esencia contestadora que representaba al grupo en sus trabajos anteriores pero mostró otra faceta del grupo, que según la crítica si hubieran partido de un principio habrían obtenido miles de premios y ventas, aunque hubieran perdido su trascendencia final.[30] Firmaron por Capitol Records para lanzar Corazones en Estados Unidos.[32]

En febrero de 1991 con la nueva formación debutaron en el Festival de Viña del Mar, luego de haber sido pedidos a gritos por los fanáticos desde 1986, sin embargo, ya se notaba el desgaste interno en el grupo. En marzo Fonseca dejó de ser el representante del grupo por considerar que estaban sin rumbo.

El 24 de octubre de ese año, Jorge y Miguel anuncian la separación del grupo,[30] lanzan un video y disco titulado Grandes éxitos de Los Prisioneros, que vendió más de 120 mil copias en Chile y 54 mil en el exterior.[8] Iniciaron la gira de despedida que terminó en el Estadio Chile, donde gente empezó a gritar -"Narea, Narea, Narea"-,[5] Jorge hizo un comentario desagrable de la nueva banda de Narea como "Proxenetas y Flemáticos". El público fue cada vez más insistente, no lo soportó y tiró la guitarra al suelo, se fue al camarín y se puso a llorar.[51] El último concierto de Los Prisioneros fue en Valparaíso en 1992.[5

Ni por la razón, Ni por la fuerza, Los Dioses y el Caset pirata

En 1992 sus integrantes seguieron sus carreras individuales, Jorge editó tres álbumes como solista: Jorge González (1993), El Futuro Se Fue (1994) y Mi Destino (1999); también formó un dúo con Dandy Jack, de cumbia con música electrónica, "Gonzalo Martínez", editaron un álbum: Gonzalo Martínez y sus congas pensantes (1997). Miguel formó junto con Cecilia Aguayo y Robert Rodríguez, Jardín Secreto, una banda techno dance, con la que editó dos álbumes: Jardín Secreto (1993) y El sonido de existir (1997).

Claudio Narea formó "Profetas y Frenéticos", editó dos álbumes: Profetas y Frenéticos (1991) y Nuevo Orden (1993), un álbum debut como solista homónimo: Claudio Narea (2000).

Ninguno con la repercusión pública que alcanzaron como trío.

En 1995 Carlos Fonseca, incentivado por las antologías hechas por The Beatles Anthology, The Doors y Led zepellin, ese año contactó a los tres miembros originales de la banda, y en 1996 Los Prisioneros se volvieron a ver luego de varíos años, y empezaron a recopilar los éxitos de la banda, más rarezas desde los tiempos de Los Pseudopillos, Los Vinchukas, Gus Gusano y Los Apestosos (nombres de laboratorio anteriores al proyecto Los Prisioneros).[31] Alrededor de 40 temas fueron seleccionados en un disco de doble Compacto, titulado, Ni por la razón, ni por la fuerza. Tocaron en una instancia, de manera privada, en Balmaceda 1215, sin embargo, no se concretó ningún acuerdo de volver a juntarse, ni los medios dieron la noticia.[52]

En 1998 Jorge y Miguel se volvieron a unir, junto con el venezolano Argenis Brito, para formar el trío Los Dioses, realizaron giras por Chile y Perú, interpretando clásicos de Los Prisioneros, con el que realizaron algunas tocatas no muy afortunadas, bajo una gira subtitulada "Lo mejor de Los Prisioneros". La agresividad de González y su falta de cuidado sobre el escenario alejaron al público.[4] Jorge colapso debido a su adicción a las drogas y dejó el grupo en marzo de 1999,[53] sin ningún álbum editado. Miguel y Argenis Brito continuaron juntos, bajo el nombre de Razón Humanitaria.[32] [53] En 2000 Jorge interrumpe sorpresivamente la promoción de su último álbum como solista, viajó a Cuba,[53] para superar su adicción a las drogas en el Centro de Desintoxicación de Villa Quinqué de ese país.[32]

En octubre del 2000 Carlos Fonseca editó, bajo el sello Warner Music, el álbum Tributo a Los Prisioneros, realizado por 18 grupos chilenos, con Jorge González en los coros. Narea y los ejecutivos de EMI estuvieron descontentos por la portada del álbum, la misma que les sacó Cristián Galaz para su primer álbum La voz de los '80, además en su interior contenía más imágenes de la banda, "Osea parecía un verdadero disco de la banda", dijo Narea, añadiendo además, como "publicidad engañosa".[54]

Un mes después, bajo la producción de Jorge González lanzaron El caset pirata, siendo este una recopilación de los éxitos de la banda registrado en directo, principalmente en la época final de la banda en Corazones, excepto "Sexo" y "Mentalidad televisiva", registrados en una presentación en Temuco en 1987.[55

Reencuentro, giras, disco y nuevo quiebre (2001-2003)

Artículo principal: Gira de reencuentro de Los Prisioneros

En 2001 el sello EMI edita el álbum doble Antología, su historia y sus éxitos. A finales de ese mismo año, los integrantes originales de la banda, González, Tapia y Narea, se reúnen nuevamente y realizan dos conciertos en el Estadio Nacional de Santiago, el 30 de noviembre y el 1° de Diciembre, con gran convocatoria, la cual los músicos nunca habían tenido a ese nivel. Los Prisioneros se convirtieron en la primera y hasta ahora única agrupación chilena en repletar 2 veces el Estadio Nacional y acapararon varias portadas de la prensa ante tamaña congregación y emotivo reencuentro.

En 2002 se registró esta memorable actuación en un álbum en vivo y en formato DVD, mientras que la banda hacía una exitosa gira por todo Chile y por diversos países de América Latina. Es en este tiempo en que la banda comienza a crear pequeñas polémicas por sus dichos en las presentaciones, como cuando en Perú, González dice que se avergonzaba de las actitudes antiperuanas de sus compatriotas, o como en el caso de la Teletón 2002, donde González pronuncia dichos irónicos sobre las empresas asociadas al evento, acusando que utilizan la campaña televisiva para su propio beneficio, haciendo un negocio de ella. Hasta el día de hoy este episodio es muy recordado.

En Febrero de 2003, tuvieron un fuerte pero exitoso paso por el Festival de Viña del Mar llevándose todos los premios y en junio de 2003, Los Prisioneros lanzan al mercado un nuevo álbum (el quinto de su carrera) titulado simplemente Los Prisioneros. Aunque éste se alejó mucho del sonido original que hizo famosa a la banda, la crítica social, política y anti-neoliberal no estuvo ausente. El disco logró Disco de Oro y Platino, y Ultraderecha y San Miguel son los temas que se desprendieron como singles.

Algunos meses más tarde, Claudio Narea nuevamente abandona a Los Prisioneros, esta vez en forma definitiva, debido a problemas personales y discrepancias entre los integrantes, las cuales nunca fueron del todo aclaradas.

Henríquez, Manzana y disolución (2003-2006)

González y Tapia siguen tocando juntos, con músicos invitados. La gran sorpresa fue la integración momentánea de Álvaro Henríquez (Los Tres y ex Los Pettinellis), con el que grabaron el disco de cóvers y re-versiones, Los Prisioneros en las Raras Tocatas Nuevas de la Rock & Pop, grabado en la misma estación radial.

Durante el año 2004 se integran a la banda como integrantes fijos Sergio Coty Badilla y Gonzalo Yáñez. Esta nueva formación sacó un disco el año 2004, con el nombre de Manzana. A partir de entonces, la banda decide radicarse en México. Por estos motivos Yáñez deja el grupo.

A finales del año 2004, Jorge González conversa extensamente sobre su historia y obra con el periodista y escritor chileno Emiliano Aguayo, lo que se convierte en el libro Maldito Sudaca: Conversaciones con Jorge González, (Ril Editores, 2005, Chile). Esta es considerada la entrevista más larga que haya dado el músico alguna vez.

El 18 de febrero de 2005, realizan, luego de haberse presentado exitosamente en Canadá, Estados Unidos, México, Ecuador, Perú, Bolivia, Colombia y Chile, durante los dos años anteriores, su último concierto en Caracas, Venezuela. La disolución estuvo pactada desde mucho antes, incluso sus fans más cercanos ya estaban avisados, pero no la prensa, por diferencias de ciudades en que vivían cada uno. Mientras Jorge González había fijado residencia en México, Miguel Tapia y Sergio Badilla, seguían en Santiago de Chile.

Después de la disolución (2006-presente)

En enero de 2007, en Chile, se realizó La Cumbre del Rock Chileno, donde desfilaron infinidad de músicos de ayer y hoy, siendo Jorge González la gran atracción, luego de viajar desde México, su actual residencia, especialmente para este evento, después de haber sido pedido por miles de mails por sus incondicionales a la organización del evento.

Claudio Narea, en tanto, siguió desarrollando una carrera musical, con un disco solista después de Los Prisioneros lanzado el año 2006, llamado "El largo camino al éxito". Así mismo editó recientemente un libro contando sus vivencias dentro de la banda: Mi vida como prisionero.

Jorge González se encuentra, en estos momentos, promocionando la primera producción de su actual proyecto Los Updates, grupo de tecno-pop, que conforma junto con su actual pareja. Han editado un EP en Chile y México y dos vinilos y otro disco con canciones en inglés en toda Europa, Japón y Estados Unidos donde ha tenido buenas criticas por los medios especializados en música.

Por otro lado, Claudio Narea y Miguel Tapia rompen sus diferencias que los mantuvieron distanciados desde 2003 y se reúnen en 2009 formando un nuevo proyecto llamado "Narea y Tapia", realizando diversas presentaciones en vivo junto al grupo Los Indicados y grabando nuevas canciones, publicadas el 20 de diciembre de 2010 para ser descargadas gratuitamente desde internet.

Composiciones

Sus letras, principalmente escritas por Jorge González, se caracterizan por tener un carácter de denuncia social directo, ellos en los ochenta dijeron no pertenecer a ningún partido político y que sus canciones no son partidistas. Según González contó a la revista Mundo Dinners Club: "Sólo contamos lo que cualquiera siente. Hay gente que reclama contra la sociedad capitalista no porque se haya leído a Marx sino porque simplemente no le alcanza la plata para comprar todo lo que la televisión le enseña que debiera tener para ser feliz." González no cree que sus canciones estén sustentadas por una base ideológica, sino que un a vez hechas aparece el trasfondo. No creen que sean tan contestatarios, porque eso significaría, por ejemplo, tener un conflicto generacional con sus padres. "Yo no tengo problemas con ellos y nunca me fui de la casa, dijo. Decir que somos contestatarios suena muy publicitario. No otros no reclamamos contra una persona contra el sistema como tal.[38]

Según Fonseca: “Ellos tenían otra visión de la música: querían ser exitosos, y en todos lados. Por eso no circunscribían las letras a Chile. Ahora, con el tiempo, uno se da cuenta de que pese a eso la gente convirtió esas canciones en una herramienta de lucha contra la dictadura. Por eso Jorge se incomoda cuando le preguntan sobre esto, porque él nunca sintió haciendo canciones de protesta”.[23]

Según la revista Mundo Diners Club La voz de los ’80 son canciones de adolescentes de crítica pero soñadora, en Pateando Piedras se dieron cuenta de que el mundo era así y no podían cambiarla.[38] La cultura de la basura fue el primer álbum político de la banda, en Corazones Jorge perdió la crítica de los álbum predecesores, salvo en “Corazones rojos”, una burla al machismo Y “Noche en la ciudad (Fiesta!)”, una crítica a la moral.

Miembros

Formación original

Miembros de apoyo

  • Cecilia Aguayo – Teclado, sintetizador, percusión y coros (1990-1991).
  • Robert Rodríguez – Bajo, guitarra y coros (1990-1991).
  • Argenis Brito – Bajo, guitarra y coros (1998-1999).
  • Carlos Cabezas – Guitarra (1998-1999).
  • Sergio Badilla – Teclado y sintetizador (2003).
  • Álvaro Henríquez – Guitarra (2003-2004).
  • Sergio Badilla – Teclado, sintetizador (2003-2006); guitarra (2004-2006).
  • Gonzalo Yañez – Guitarra y coros (2004-2006).

Cronología de miembros

1979-1990
2001 - 2003

1990 - 1991

  • Jorge González
  • Miguel Tapia
  • Cecilia Aguayo (apoyo)
  • Robert Rodríguez (apoyo)

1998 - 1999

  • Jorge González
  • Miguel Tapia
  • Argenis Brito
  • Carlos Cabezas (apoyo)

2003 – 2004

2004 - 2006

Discografía

Hasta la fecha Los Prisioneros han publicado un total de doce albumes, dos de ellos grabados en vivo y tres son de recopilatorio.

Disco

Año

Tipo

La Voz de los 80s

1984

Estudio

Pateando Piedras

1986

Estudio

La cultura de la basura

1987

Estudio

Corazones

1990

Estudio

Grandes Éxitos

1991

Recopilatorio

Ni Por La Razón, Ni Por La Fuerza

1996

Recopilatorio

El Caset Pirata

2000

En directo

Antología

2001

Recopilatorio

Estadio Nacional

2002

En directo

Los Prisioneros

2003

Estudio

Raras Tocatas Nuevas de la Rock & Pop

2002

En directo

Manzana

2004

Estudio

Videografía

  • La voz de Los '80
  • Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos
  • Sexo
  • No necesitamos Banderas
  • Paramar (Acústico)
  • Muevan las Industrias
  • ¿Por qué no se van?
  • El baile de los que sobran
  • Quieren Dinero
  • Maldito Sudaca
  • Lo Estamos Pasando Muy Bien
  • We are sudamerican rockers
  • Tren al sur
  • Estrechez de corazón
  • Corazones rojos
  • Por amarte
  • Ultra derecha
  • San Miguel
  • El muro
  • Manzana
  • Eres mi hogar

DVD/Documentales

  • Grandes Exitos (1992)
  • Antología (2002)
  • Lo Estamos Pasando Muy Bien - Estadio Nacional (2002)

Notas

Super Rock era el nombre de una sección de Revista VEA, que consistía en una o dos páginas dedicadas a comentar música juvenil en inglés y que se convirtió en un medio separado de ésta cuando su director, el periodista Darío Rojas Morales, se dio cuenta de que el pop chileno y el rock latino estaban surgiendo y teniendo cada vez más éxito. La primera edición fue un experimento que circuló en octubre de 1986, junto a la revista, y que luego se publicó semanalmente hasta febrero de 1988.

|

Comentarios

Estan Buenos .legitimar , buena, me alegro que se enqefuon en crear.. que es lo mejor que puedan hacer ojala no olviden el formato cd , que aun no muerea1a1a1a1 Grande Prisioneros aproposito, si juntas la onda electronica de gonzalez y mas esta linea de narea y tapia , te das cuenta que juntos serian dinamita.. pero bueno , ya crecierona1a1a1
Responder
Hola Nerea quiero que sepas que te ha sadlio muy bien y espero qe sigas asi de bien en clase, ah! y dice mi hermana que te ha sadlio genial el podcastbesitos.
Responder
best car insurance rates 148821 cialis ebnjg learning distance %-DDD auto insurance online kik viagra ifbca
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar